Aunque parezca mentira todavía quedan propuestas underground de las que persiguen los detalles y nos hacen soñar. Hablamos de theBasement,  un proyecto que apuesta por la música en directo, que proyecta calidad y que deleita con música electrónica a adultos y niños.

Desde theBasement organizan distintos eventos con matices de sorpresa y sonidos electrónicos. Este mayo de 2017 organizaron con mucho éxito el festival Días de Campo, ahora ya están pensando en su próximo evento en Valencia, Días en la Marina, que se celebrará junto al mar los días 3 y 4 de junio y que contará con música, actividades y buena gastronomía.

Desde Clubberize, tenemos el placer de entrevistar a Carlos Alandí, director de comunicación de theBasement.

dias de marina the basement dias de campo eventos 2017

Tenemos que ir culturizando a las nuevas generaciones. Los niños también perciben el bajo, y el charles, y la caja… No saben cómo se llama esa música, pero la bailan.

¿Qué ha cambiado en theBasement desde su nacimiento en 2012?

Con el tiempo hemos ido creciendo, tanto en número de socios como en infraestructura y dimensión de nuestros eventos. Ha sido un crecimiento natural y paulatino. Despacico y buena letra.

Vuestro modelo de negocio se basa en la experiencia positiva de los asistentes y no sólo en lo monetario. ¿Cómo lo conseguís?

Priorizamos siempre la diversión por encima de la monetarización. Preferimos ofrecer precios populares y que la gente se preocupe en pasarlo bien, antes de que tenga que hacer cuentas de cuántas cervezas se puede tomar. Nuestros asistentes son los mejores relaciones públicas posibles y hay que cuidarlos.

El público está acostumbrado a los eventos nocturnos, sobre todo cuando de música electrónica se trata. ¿Qué recepción están teniendo los diurnos?

La gente puede irse a un club 52 fines de semana al año. Eventos de día como los nuestros, con una oferta musical underground, no hay muchos. Eso lo agradecen y se nota en la afluencia.

No todo es música electrónica, theBasement está dando también protagonismo a otros estilos musicales.

Bueno, poco a poco, y sobre todo en las horas más tempranas, apostamos por el soul, el funky, el downtempo… aunque la evolución natural es acabar en el house. Los 120 bpms tienen algo que nos mueve a todos de forma natural y casi impulsiva.

Días de Campo ha pasado de ser una jornada a un festival de tres días. Todo un éxito.

Pregunta en las calles como se lo pasó. Mira la galería de fotos y mide en centímetros las sonrisas de la gente. Ha sido algo espectacular, casi sin precedentes en nuestra comunidad. ¡Esperamos repetir al año que viene y superarnos!

Los más pequeños son bien recibidos en algunos de vuestros eventos. ¿De qué manera viven los niños la experiencia de la música?

Tenemos que ir culturizando a las nuevas generaciones. Los niños también perciben el bajo, y el charles, y la caja… No saben cómo se llama esa música, pero la bailan. Además, nos gusta aliñar la experiencia infantil con talleres, actividades y juegos para que la jornada sea redonda. Nos encanta ver a juniors y seniors pasándolo bien juntos.

Siempre sorprendéis con la localización, las actividades y los invitados, es uno de vuestros ejes diferenciales. ¿Cómo vivís desde dentro este factor sorpresa?

Es un gran “mareo” interno. Son muchas horas de “research” en Google Maps. Muchas llamadas, y muchos viajes en balde, pero al final todo vale la pena. La gente adora cuando de vez en cuando anunciamos la próxima “secret location”.

¿Creéis que el público prefiere eventos de una jornada o de más de un día de duración?. ¿Hacia qué camino consideráis que va la música en directo?

Cuando tienes 18 años o 20, tienes fuerzas para acampar 4 días a 40º y comer jamón york y pan de molde. Cuando pasas los 30 te haces más sibarita. Creemos que tanto los festivales de varios días como las jornadas de 1 día son perfectas según la localización, el tipo de evento o la categoría musical.

La reducción del IVA de los espectáculos en directo del 21% al 10% es una de las notícias del año en el sector. ¿Se puede hablar de una recuperación de la música de calidad en España?

Parece que “música de calidad” y “España” en la misma frase, es dificil de ver. Pero estamos seguro que poco a poco saldremos del hoyo. Menos Leticias Sabateres y Kikos Riveras y más Beguns y Talabots. Esa es la tendencia que esperamos ver en nuestro país. La escena electrónica va mejorando, igual que esperamos que mejore el pop, el rock o cualquier género. España va bien, ¡pero tiene que ir mejor! Esperemos que la reducción del IVA ayude a esta mejora de la que hablamos.

Deja tu comentario